21.8 C
Talca
13.1 C
Curicó
22.2 C
Linares
Jueves, Septiembre 29, 2022
spot_img

¡Feliz día de la poesía!

Cada 21 de marzo se celebra el Día de la Poesía, a raíz de una iniciativa adoptada por la UNESCO durante su 30° Conferencia General, realizada en París en 1999. En este día especial te compartimos un poema del licantenino Pablo de Rokha.

El Día Mundial de la Poesía es una ocasión para honrar a los poetas, revivir tradiciones orales de recitales de poesía, promover la lectura, la escritura y la enseñanza de la poesía, fomentar la convergencia entre la poesía y otras artes como el teatro, la danza, la música y la pintura, y aumentar la visibilidad de poesía en los medios.

La Región del Maule vio nacer a dos de los más grandes poetas chilenos: Pablo Neruda y Pablo de Rokha.

Pablo De Rokha

Carlos Díaz Loyola, más conocido por su seudónimo Pablo De Rokha, nació en Licantén, zona costera del Maule, el 17 de octubre de 1894.

“Licantén se recuesta a la orilla del Mataquito contemplándose en su agua enorme como un pililo con las manos cargadas de castañas. Por aquello las licanteninas tienen los ojos verdes, rojos los cabellos por los rayos y los vientos salvajes de la cordillera y un ademán incomparable a las antiguas bestias del agua en sus caderas y son sencillas y malignas como los monstruos marinos”, así describía a su pueblo natal el mismo de Rokha en su autobiografía titulada El amigo piedra.

Para que te reencuentres con la poesía, te compartimos un extracto del poema “Círculo” de Pablo de Rokha:

Ayer jugaba el mundo como un gato en tu falda;
hoy te lame las finas botitas de paloma;
tienes el corazón poblado de cigarras,
y un parecido a muertas vihuelas desveladas,
gran melancólica.

Posiblemente quepa todo el mar en tus ojos
y quepa todo el sol en tu actitud de acuario;
como un perro amarillo te siguen los otoños,
y, ceñida de dioses fluviales y astronómicos,
eres la eternidad en la gota de espanto.

Tu ilusión se parece a una ciudad antigua,
a las caobas llenas de aroma entristecido,
a las piedras eternas y a las niñas heridas;
un pájaro de agosto se ahoga en tus pupilas,
y, como un traje obscuro, se te cae el delirio.

spot_img

Artículos recientes

REVISTA

spot_img
spot_img

Siguenos

3,710SeguidoresSeguir
150SeguidoresSeguir
459SuscriptoresSuscribirte